Corta un calcetín viejo por la mitad. La creación final? ¡Extraordinario!

Aquí te mostramos cómo convertir un viejo calcetín en un muñeco de nieve